Categorias

Relatos Eróticos

Lo más buscado

Ultimas fotos

Photo
Enviada por keta

Photo
Enviada por keta

Photo
Enviada por keta


 

Vanesa me desvirgó

Relato enviado por : JCPopeye el 16/03/2009. Lecturas: 13456

etiquetas relato Vanesa me desvirgó .
Descargar en pdf Descarga el relato en pdf
Resumen
En esta ocasión quiero relataros como mi vecina Vanesa me quitó la virginidad.


Relato
En esta ocasión quiero relataros como mi vecina Vanesa me quitó la virginidad.
Tengo que deciros que Vanesa era una jovencita muy guapa, de piel morena, una carita muy mona, nariz pequeñita, ojos color marrón claro, con una mirada muy intensa. Tenía una larga melena, que le llegaba hasta la mitad de la espalda, de un color negro en consonancia con su morena piel. Su cuerpo era muy sensual, con unas caderas bien proporcionadas, un ombliguito pequeño, un monte de Venus con una poblada mata de pelo negro y un culito respingón, todo en ella eran curvas que invitaban a perderse en la lujuria. Sus pechos eran pequeños pero bien proporcionados, con unos pezones oscuros, como oscuros eran también los labios de su sexo. Su cuerpo era pequeño, su estatura estaría sobre 1,60 pero aquella pequeña chica me iba ha demostrar lo fogosa que puede ser una mujer cuando se deja llevar por sus instintos. Vanesa era una chica que además de ser guapa tenía una personalidad fuerte, inteligente y muy segura de si misma. Todavía mantengo una amistad con ella y se que ha tenido éxito en su carrera profesional como doctora. La muy tremenda sabía que podía conseguir a cualquier hombre que se le antojase. Recuerdo que yo era muy tímido en aquella época y cuando me miraba me sonrojaba y me ponía nervioso, eso a ella le hacia mucha gracia y yo me sentía un poco ridículo, supongo que debí despertar en ella una especie de interés o morbo por verme tímido ya que nunca he sido un chico guapo, mas bien del montón, pero Vanesa era tres años mayor que yo, sabía que era virgen y quiso ser ella la que me estrenase.
La oportunidad de intimar con ella surgió cuando mi madre hablando con la madre de Vanesa le comento que yo no iba muy bien con las matemáticas, enseguida se ofreció para que Vanesa me diera unas clases. Hasta entonces yo solo la conocía de forma superficial, nos veíamos en el portal o en la calle, yo me limitaba a saludarla con cierta vergüenza ya que me gustaba mucho y además hacia algún tiempo que por las noches cogía algunas braguitas usadas suyas, ya que al ser los vecinos contiguos, el tendedero nuestro estaba al lado del suyo y se podía acceder fácilmente porque solo había una pequeña barandilla que hacía de separación. Yo por aquella época en mi calentura adolescente me masturbaba oliendo las bragas de mi hermana y pude ver la posibilidad de jugar con la braguitas de mi vecina y no dude en hacerlo. Así que por las noches hacía incursiones al tendedero de mi vecina y cogía alguna de las prendas íntimas de Vanesa. Retomando el tema os diré que tenía la paranoia de que podía saberlo y esto unido con la vergüenza hacia que estuviera muy cortado con ella.
Empecé a recibir sus clases y al principio se limitaba a darme las explicaciones oportunas y hacerme ejercicios de cálculo. Pero al cabo de unas cuantas clases yo fui cogiendo confianza y me fui relajando, ella era muy amable y con ese trato fui cada vez sintiéndome mejor a su lado. La verdad es que estaba cada vez más colado por Vanesa no pasaba un día en que no me masturbase pensando en ella.
Un día que jamás olvidaré me dio clase vestida con una camiseta de tirantes que le iba un poco holgada. No pude evitar hacer miradas hacia sus pechos, se los podía ver en los momentos que ella se acercaba a mí para corregirme los ejercicios.
Vanesa se dio cuenta de mis miradas y en vez de molestarse lo que hizo fue ponerse a reír, fue cuando me pregunto si le gustaba, yo al momento me ruboricé y la leve erección que tenía se me fue de golpe. Avergonzado le confesé que me gustaba mucho. Ella me preguntó si era virgen a lo que yo le contesté que sí y al momento Vanesa acercó sus labios a los míos y empezó a besarme, primero con suavidad y luego cada vez con mas fuerza y pasión. Yo en aquel momento alucinaba con la situación, tenía la impresión de que aquello no me estaba sucediendo y que era alguno de los sueños húmedos que algunas noches tenía. Pero era bien real lo que estaba ocurriendo.
Vanesa al mismo tiempo que me besaba empezó a acariciarme todo el cuerpo, primero la cara, luego fue bajando por el pecho y más tarde empezó a palparme el pene que yo ya tenía duro. Al ver que yo solo me limitaba a besarla me cogió la mano derecha y me la puso en su pecho, entendí al momento que debía tomar más parte activa en el juego y empecé a masajear sus pechos. La respiración de los dos era cada vez más profunda y podía sentir los latidos de su corazón mientras la palpaba por debajo de la camiseta. Luego me acerque más a ella, le desabroché el sotén dejándolo caer en el suelo. Empecé a palpar sus senos, eran muy suaves, contrastaban mucho con sus pezones y la aureola que los rodean, que al tacto eran rugosos. Los iba masajeando, mi mente iba a mil por hora, había tantas sensaciones placenteras en aquel momento que me sentía embriagado de placer.
Mientras yo estaba ocupado con los besos y las caricias, ella me desabrocho el pantalón me bajo la cremallera de los tejanos y me metió su mano por debajo de mi slip acariciando mi miembro erecto. Al momento este se salió del slip todo empalmado al máximo, ella empezó a moverme la piel del pene con un movimiento rítmico que me sabía a gloria. Estaba todo mojado pues hacia rato que mis jugos pre-seminales ya brotaban de mi miembro. Ella seguía acariciando mi poya con suavidad pero con firmeza al mismo tiempo. Le quite la camiseta y pude ver todo su torso desnudo, estaba preciosa con su melena suelta que le bajaba por los hombros tapándole un poco los senos, pero podía ver sus pezones totalmente abultados y duros. Ella con rapidez me bajo los pantalones y después los slip, luego los dos nos acabamos de quitar cada uno la ropa que nos quedaba y nos quedamos desnudos juntos el uno enfrente del otro. Nos fundimos en un fuerte abrazo y continuamos con los besos y las caricias.
Vanesa cogió la iniciativa y me llevo al sofá, hizo que me estirara allí y salto encima de mí, yo me dejaba guiar, sabia que ella era la profesora en aquel momento y no me refiero a las matemáticas precisamente.
Empezó a besarme en la boca y luego fue bajando por mi cuello hasta llegar a mi pecho, se puso a besar y chupetear mis pezones que se pusieron bien duros, la verdad me sorprendió que los hombres tuviéramos tanta sensibilidad en los pechos, pensaba que solo se daba en las mujeres. Vanesa estaba como loca lamiendo y besándome los pezones, yo notaba que estaba totalmente entregada al acto sexual y quise comprobar con mi mano como tenia de mojado su sexo, primero deslicé mi mano derecha desde su nalga hasta su pubis y pude comprobar como lo tenia de espeso, no es que tuviera una mata de pelo muy larga pero si un pelo rizado y compacto por todo su monte de Venus, seguí bajando hacia su sexo, ella al notar que me acercaba a su vulva abrió un poco más sus piernas para que yo pudiera acceder más fácilmente, nada más palpar sus labios mayores empecé a notar como los pelos que los rodeaban estaban totalmente mojados de flujo vaginal, pase mis dedos por la entrada de su vagina y pude comprobar que sus labios menores estaban también totalmente mojados y bien abiertos dejándome acceder con facilidad al interior de su vagina. No dudé un instante en penetrarla con los dedos, primero fui palpando las paredes mojadas de su vagina, tenia mis dedos totalmente impregnados de sus jugos y empecé a foyarla con ellos.
Vanesa no paraba de emitir pequeños gemidos que me ponían cada vez más cachondo, llego un momento en el que ella no pudo aguantar más y se levanto de golpe, se fue rápidamente a su habitación a buscar una caja de preservativos. Al momento volvía a estar a mi lado y con una rapidez que me sorprendió me puso un condón en mi tieso miembro. Luego se puso en cuclillas encima mío cogió mi poya con su mano y la guió hacia la entrada de su mojado coño, se agacho de golpe y mi poya entro toda entera dentro de su hambriento sexo. Como una posesa empezó a montarme, parecía una amazona cabalgando encima de su corcel. No paraba de moverse de forma rítmica y sus movimientos se hacían cada vez más violentos. Su coño mojado y ansioso no paraba de tragarse mi poya, parecía que quería succionarla hacia lo más profundo de sus entrañas. Sus nalgas mojadas de flujo chocaban con mi pubis produciendo unos chasquidos, me parecía que a cada chasquido me iba a explotar la polla. Aquello era demasiado para mi, note que mis huevos no podían aguantar por mucho más tiempo aquel frenético coito y me sobrevino un fuerte orgasmo que me hizo gritar de placer. Durante unos segundos me convulsioné y expulse todo el semen que había en mis testículos. O eso pensaba yo, ya que Vanesa no tardo nada en quitarme el condón y ponerme uno nuevo en mi todavía miembro erecto, volvió a sentarse encima mío pero esta vez dándome la espalda y continuó montándome de forma violenta. Esa jovencita era todo un volcán en erupción, no paraba de cabalgarme, yo note que debido a la fuerte corrida mi miembro estaba aflojando y en un momento dado ella coloco uno de sus dedos en la entrada de mi ano y moviéndolo circularmente fue introduciendo su dedo cada vez más dentro de mí. En cuanto ella empezó a estimularme el ano y la parte que va de este hasta los testículos, mi miembro recobró nuevas energías y de forma casi mágica me encontré con mi pene otra vez totalmente tieso y duro. Esta chica era toda una caja de sorpresas, empezaba a comprender que estaba muy curtida ya en el arte del sexo a pesar de su juventud.
Siguió montándome y me dio instrucciones para que me incorporase y le acariciase sus senos, así lo hice, también le iba besando el cuello mientras ella no paraba de jadear y mover sus caderas encima mío.
De repente note como su vagina empezó a palpitar con una serie de contracciones que empezaron a mover mi poya con fuerza, se estaba corriendo de lo lindo y no paraba de gemir de placer, también el resto de su cuerpo se convulsionaba yo la abracé con fuerza mientras le besaba el cuello y los hombros y al momento a mi también me sobrevino un fuerte orgasmo que me hizo caer en el sofá, ella también se desplomo encima mío.
Pensaba que aquí se acababa todo, pero Vanesa seguía totalmente excitada era como una potra en celo, parecía que no tenía fin su apetito sexual. Rápidamente me dijo que me levantase, ella se sentó en el sofá con las piernas bien abiertas mostrándome todo su coño bien abierto y mojado, ya solo con esa visión cualquier hombre empalmaría al instante, guardo esa imagen en mi mente como si tuviera una fotografía dentro de mi cerebro. Me dijo que le empezara a lamerle la puntita del hinchado clítoris y todo el capuchón que lo protegía. Luego me dio instrucciones para que con mis labios empezará a chupetear y succionar su clítoris, así estuve un rato, luego me dijo que la penetrase con dos dedos y que los doblara un poco hacia arriba para que estos acariciaran la parte superior interna de su vagina. Yo obedecí fielmente a todas sus instrucciones y estuve un buen rato foyandómela con mis dedos y mis labios, ella no paraba de gemir y cada vez se abría más de piernas para que pudiera jugar con su sexo de una forma más fuerte. Le acabó por llegar su orgasmo con fuertes convulsiones y para mi sorpresa me roció la cara y el cuello con varios chorros de flujo vaginal, a cada convulsión le seguía un chorro de liquido transparente un poco blanquecino yo volvía a alucinar con ella, no tenía la mas remota idea que las mujeres pudieran tener corridas en sus orgasmos. Lo más fuerte fue que después de correrse al sepárame de su coño ella me cogió con fuerza la cabeza con sus manos y me amorró de nuevo a su sexo y me dijo que todavía no habíamos acabado que siguiera comiéndole el coño y penetrándola con mis dedos hasta que ella me dijera que parase. La obedecí y seguí jugando con su sexo sin haberme podido limpiar la corrida que me había dejado en todo el rostro. Se volvió a correr a los pocos segundos y empezó a tener una serie de orgasmos seguidos, a cada orgasmo se convulsionaba y me echaba chorros de flujo. Estaba con el rostro todo empapado y llegue a tragarme parte de su flujo, tenía un gusto como a yogurt salado. Después de esta serie de orgasmos acabó por tumbarse en el sofá yo me puse a su lado y la abracé con fuerza. Así estuvimos más de media hora, los dos juntos, relajados.
Esta fue mi primera vez y fue todo un éxito gracias a que pude estrenarme con una chica ya experimentada, recomiendo a todos los que lean esta historia y todavía sean vírgenes que busquen una chica con experiencia, seguro que todo saldrá de maravilla como me sucedió a mi. A partir de entonces Vanesa estuvo dándome clases de matemáticas y de sexo durante mas de un año, jamás lo olvidaré. Debo confesaros que ha sido la mejor amante que he tenido hasta el momento, ni mis novias, amantes y exmujer han sido nunca tan fogosas, apasionadas y entregadas en el acto sexual como Vanesa. Ella esta casada felizmente, me alegro por ella y solo mantenemos un contacto de cariño y amistad, ahora no hay nada de sexo y la verdad es que envidió la suerte que tiene su afortunado marido.
Si encuentro otra vez a una Vanesa no dudaré en entregarme a ella totalmente, mujeres así hay pocas. Hasta pronto amigos.

Otros relatos eroticos Primera vez

A mis 12 años, con unas chavas de 12 13 y 14, algo nuevo para mi, mi iniciacion hacia el sexo, practicamente una orgia con ellas y con mis amigos, simplemente algo que recordare por el resto de mis dias.
Relato erótico enviado por Anonymous el 08 de June de 2004 a las 09:55:40 - Relato porno leído 338442 veces

el amigo de mi papa me desvirgo

Categoria: Primera vez
Cuando senti que el me puso su verga en mi entrada lista para metermela me estremci de placer.
Relato erótico enviado por Anonymous el 23 de April de 2010 a las 18:09:14 - Relato porno leído 211527 veces
La lleve a su recamara dentro los aposentos de la iglesia, ella repetía que era una locura pero también ya estaba caliente, lo note por su humedad que tenía ya en su vagina, ella me dijo que nunca había estado con un hombre y que no sabía ni como se hacía el sexo más yo le dije, “No te preocupes mamacita yo te guio” le subí totalmente su vestido y le abrí sus sexys piernas.
Relato erótico enviado por reycolegial el 07 de September de 2009 a las 16:44:00 - Relato porno leído 133720 veces
En mi fiesta de 15 años en un vochito de mi misma edad me hicieron mujer y fue el comienzo de una relación intensa.
Relato erótico enviado por Anonymous el 09 de July de 2004 a las 00:33:10 - Relato porno leído 125998 veces
Soy jardinero en una mansión hace muchos años, los chicos crecieron con migo pero llego el día que Lucrecia la mayor se convirtió en mujer..-
Relato erótico enviado por felipepan el 15 de June de 2012 a las 00:27:20 - Relato porno leído 106092 veces

Publica en tu muro de Facebook si te ha gustado el relato 'Vanesa me desvirgó'
Si te ha gustado Vanesa me desvirgó vótalo y deja tus comentarios ya que esto anima a los escritores a seguir publicando sus obras.

Por eso dedica 30 segundos a valorar Vanesa me desvirgó. JCPopeye te lo agradecerá.


Comentarios enviados para este relato
Este relato no tiene comentarios

Registrate y se el primero en realizar un comentario sobre el relato Vanesa me desvirgó.
Vota el relato el relato "Vanesa me desvirgó" o agrégalo a tus favoritos
Votos del Relato

Puntuación Promedio: 4.2857142857143
votos: 7

No puedes votar porque no estás registrado

Online porn video at mobile phone


relatis erotucos a mi perro le estoy agredecidarelatos eroticos me coji a mi concuñarelatosheroticoslos amigos de mi maridorelatos eroticos dominando ami marido y a mi hijo tambienrelatos eroticos mi madre monicalos mejores relatos pornos de vecinitas curiosasRelatoseroticosconmadurasrelatos metemela hijueputa pornomi esposo vestido de sexi colegiala elirelatosrelatos porno elite cm m cojio a mi cunada la culona y putarelatos porno de guillermina recien casada 3Los abuso y chantaje de mi suegro parte 6diana infiel mi marido y mis amantes relatos pornoSecreto picanteMe gusta polla d mi compadreRelatos eroticos en secundariaRelato porno fami pervercomo perverti a mi esposa carmen cap 2relato yerno cogeme como a una putachimpancé mi esposa relatorelato erotico de fisgon con mi nueraencontre ami hija de 8 follando con su maestro de gimnancia parte 3porno relato escondids en elestabloRelato erotico me rompio la concha un jugador de bocasexo con tio y quede embarazadarelatos pornoRelatos las hermanas mandóle la verga al vecinorelato porno mientras dormia se la mame a mi cu0Š9adoesposo cobarde relatos eróticosrelatos eroticos de marce y vanesaAnal en el parque yo en licra mi tiorelato con mi comadre sandrarelatos eroticosprimos follando prima 11Madura culona desnudarelatos eroticos mi abuelo tiene un pene negro me desvirgo con su conpadre me folla mi abuelo gay dervigadorelatos eroticos sexo oral y anal ahh que ricooo dame mas chupalo ahh siii relatos erótico le dimos duro por el culo a mi esposa estando ella borracha relatos porno el superculo de mi hermanitahistorias porno mi cholita sexyMi vecina cogeme metemela relatos eroticoslas nalgotas d paula historiarelatos nalgadas apuesta grupo eroticorellatos efoticos perdi mi virginidad por la cola con mi padrastrohistorias porno mi cholita sexyRelato piculinas yotubesexo venirte con tus dedosRelatos eroticos violada desmayadarelatos heroticos de viejos morbosos que les gusttas. jovencitasRelatos viole una viudaRelato el dia que me desvirgaron mi chocho que satisfechorelatos xx de almaceneros vergonesrelámp eróticos pendeja d pollerita culiada a la fuerza a la salida d un boliche x desconocidorelatos porno como logre cojer a mí vecina yohanarelatos eroticos vesinos maduro con vesinita de 7relatos pornos mi hijastra se pasea en pantaleticasculiando hijo y mama en la camarelato porno gay me desvirgo con muchisimo cariñoesposo lleva amigo a casa relato eróticoultimos relatos super eroticos mi hermanito menor sele para cuando me veme metieron la bergota relatosrelatos porno lesbico ahh ahh que rico ay que rico mi amormadres cachonda relato e imágenesmi comadre se emborracho y me dio unas mamadas de verga bien sabrosasMi padre me engaño y me cojio relato gayChupame la totona hijo relatoscristina y el viejo parte 3 relato eroticoRelato gaysg polla cogem sin condonminimacho semental relatos de madurasrelatos eroticos gay me coji a un jovencito sy me cago me cago sacalarelatos eroticos mi yerno nos cobe a mi hija y a mi y nos enbarazarelatos de defloracinon[email protected]relato mefollan rn el metrorelato cogeme como a una puta tiorelatos eroticos de jefas maduras cachondas perdiendo el virgorelatos eroticos de comadres de provinciafuimos a una fiesta y mi novia se exitarelatos eroticos esposa consentida coje con mi hetmano trio www nvideos.comrelatos eroticos follando con los amigos de mi hijo en el gimnasioDisfras mi hijaa relatos efoticosrelato parejas mi hija eta esitadarelatos porno de campesinas peruanas y bolivianasrelatos mi suegra grita me matas con esa vergotabuscador relatos eroticos nuera inosenterelato erotico bramandorelatos de madres infieles y dominantesrelatos eroticos compadre te gusta mi ropitaRelatos pornos comadres nalgonas en el ginRelatos mi amiga me invito a una fiesta donde me cogieron variosMi hija paula y sus nalgotaswww.subeimagenes.com img hermana 150011relato amor filial mi hermano menorme violaron entre tes y me rompieron el culoColegialas en pantaletas sucias consumencogiendo fontanero me vengo relatosmi padrasto me desvirgo con su enorme berga yno aguante pornohistoria ertica de pajero espiando x ventana a vecinito puto en calzasllena semen alas cholasHistoria sexuales de sexo mujer casada y con hijos infiel con un hombre grandote y viejo era un mecanico del barrio ese hombre la iso su putitamadres con sus hijos eliterelatosRelatos porno dandole vergazosrelatos eróticos esposa e amigo compartiendo motel sin su esposo